Tu perro no te está castigando, te está hablando

¿Has oído (o has dicho…) algo así como «se mea delante de mi para vengarse», «destroza cosas cuando no estoy para culparme por dejarle solo»…? Pues bien, si lo has dicho o lo piensas, puedes eliminar totalmente eso de tu cabeza.

Te aseguro que tu perro no te está castigando por todo eso, tu perro está intentando explicarte su incomodidad en algún aspecto de su vida relacionado contigo. Si entiendes que tu perro está intentando decirte algo lo recibirás y entenderás de un modo más receptivo y te esforzarás mucho más en comprender lo que te dice.

En realidad esto nos puede pasar con cualquier relación; que alguien cercano se comporte de un modo que nos molesta o nos incomoda… por lo general no llevamos bien que alguien haga algo que seguramente nosotras haríamos o expresaríamos de otro modo. Tu perro no expresará lo que siente del mismo modo que tú lo harías, únicamente por dos motivos claros: el primero es que es un perro y el segundo es que no eres tú, así que nadie excepto tú haría o diría lo mismo que tu.

Además, existe una confusión que nos hace no entender estos comportamientos ni su verdadero significado. Lo primero que pensamos es que nuestro perro está teniendo un problema que él necesita solucionar solo porque a nosotros nos molesta o no entendemos esto que hace o lo que sucede.

Entiendo que cuando nuestro perro no aprende algunas cosas puede ser frustrante para nosotros; hemos aplicado muchas técnicas que puede ya hemos usado antes con otros perros, pero sigue sin avanzar, sin mejorar la situación… puedo entenderte, créeme, cuando te digo que parece que no quieran entender lo que pasa, pero en el fondo somos nosotros los que no nos enteramos.. Cuando dejas de creer que el otro lo hace mal e intentas comprender la situación de manera objetiva, sin juicios, ni opiniones ni pensamientos anteriores, aquí empieza el cambio.
Así que una vez llegado a este punto, que ya estamos dispuestos a ‘pasar página’ y dar un paso más en nuestra relación y encajar el conflicto… dime, de verdad, ¿Crees que puedes estar obviando algo que intenta decirte tu perro con esos comportamientos desagradables?

Se que tu perro es tan especial para ti como para merecer la opción de expresarse libremente. O mejor dicho, la opción de escucharle. Es muy fácil hablar, es muy fácil oír, pero… ¿escuchar? No es tan fácil como parece, no es opinar, no es juzgar ni tampoco esperar que el otro termine lo que está haciendo para exponer nuestro argumento. En serio, pon atención. Elimina los pensamientos que vienen desde el ego y te hacen creer que vives con un animal vengativo, que te hace daño a propósito. Además, esto que te explico te sirve para todas y cada una de las relaciones que tengas en este momento; con tu hermana, con tu amigo, con tu madre, con tu novio… Puedes aplicarlo también, yo lo hago.
Seamos constructivos, ellos, nuestros perros, lo son.

Llegados al punto que no comprendemos a nuestros perros y la situación se hace insostenible, es muy normal que se necesite ayuda externa para llegar a la raíz del asunto y ponernos manos a la obra para poner solución al conflicto. Incluso yo, de vez en cuando, necesito que me echen una mano para ir mejorando cositas.

Si nos gusta que nos comprendan ya no cuando estamos felices,  alegres, contentos o sonrientes sino también cuando ni nosotras mismas sabemos lo que nos hacemos, ¿cómo no vamos a ofrecer al otro la misma opción?

Gracias, gracias, gracias.

Elena Dogsanimal