El tiempo en el proceso de recuperación

Es importante que seamos conscientes de que a la hora de ayudar en la resolución de conflictos a nuestro perro el tiempo es el bien más preciado. En general para nuestra convivencia,  dedicarnos tiempo el uno al otro es una parte esencial para nuestra relación, pero en el caso en que estemos en un proceso de cambios y recuperación, lo único que necesitas, que no podemos ofrecerte los profesionales del perro es esto: tiempo.

Hoy quiero y voy a poner el foco en ti. Tú, el responsable y compañero de tu perro.

Desde el inicio de vuestra vida juntos te has tenido que ganar su confianza, has sido su referente para entender y asimilar su entorno, ha sido un aprender constante para los dos, pero si en cualquier caso surge un conflicto emocional al que no sabes hacer frente y necesitas ayuda de un profesional, en serio, tómate tiempo y comprométete con la labor. Esto será lo que os haga crecer y evolucionar como equipo, lo que vivirás en este tiempo, este proceso, será una época especial, aun resultando dura en algún momento.

Piensa que no solo lo estás haciendo por tu perro. Lo cierto es que lo haces por vuestra relación. Cuando en una relación de dos, tu perro y tú, alguno de los individuos no se encuentra bien, ya no será una relación saludable. Y esto lo sé porque, no comprender a nuestro perro puede llegar a causarnos mucho estrés, con lo que acaba siendo un «problema de pareja».

Entiendo que a veces nuestro trabajo y en resumen, nuestra vida no nos deja mucho tiempo para más, pero te aviso que hay que dedicar tiempo de cuidar de uno mismo y del que tenemos a nuestro lado. Cuidar no solamente es ofrecer lo que necesita, sino colaborar, ayudar, proteger, apoyar… Parece que te esté hablando de una relación de pareja, ¿verdad? Pues bueno, realmente tu perro y tú sois una estupenda pareja, y así como en todas las relaciones hay que dedicar tiempo y ser constantes.

Dedicar tiempo la mayoría de veces no es tener 1 hora libre en el día para sacar a nuestro perro a pasear, dedicar tiempo es incluir en nuestra rutina diaria pasar tiempo con nuestro perro. Sentados en el suelo entre achuchones, salir al patio a jugar, ir a la montaña, estar en el parque sentados en un banco mientras vemos la vida pasar… Es tan sencillo como pasar tiempo juntos, como si saliésemos a tomar un helado con un amigo o invitamos a alguien a tomar un té, pasar tiempo juntos, los dos, sin distracciones.

Incluso hacer algo juntos es hacer cada uno lo que más nos guste mientras sencillamente, estamos juntos. Por ejemplo, sentarnos a leer mientras nuestro perro devora un hueso, se echa un sueñecito o destroza un juguete.

Como te decía antes, en el caso en que estemos ayudándote para resolver algún conflicto de la convivencia, comprométete, esfuérzate en esta relación, dedícale más tiempo que nunca, ya vendrá la época en que esto esté resuelto y podréis ser más flexibles con los tiempos.

¿Qué es lo que más os gusta hacer mientras pasáis tiempo juntos?  Cuando solo estáis tú y tu perro, cuando las distracciones no cuentan y tenéis vuestro momento del día. Cuéntame en los comentarios, me encanta leer vuestra historia.

Gracias, gracias gracias.

Elena Dogsanimal