Rutina vs. monotonía

La rutina es un bien muy preciado para nuestros perros, aunque cuando se convierte en monotonía puede ser un auténtico desastre.

La rutina nos ayuda a aprender, a conocer y a entender situaciones de la vida;  nos trae equilibro y nos ayuda a construir relaciones sanas y felices con nuestros perros.

Existe una línea muy fina entre la rutina y caer en la monotonía: todos los días los mismos paseos, el mismo lugar, los mismos amigos perros, las mismas horas en casa solo, las mismas siestas… La monotonía para cualquier relación es el mayor desastre, no existen emociones nuevas ni evolución en nuestra relación.

Romper con la monotonía nos va a unir más si cabe, nos hará conocernos en entornos y escenarios nuevos que nos hacen expresarnos y desenvolvernos como nunca antes lo habíamos hecho.  Encontrar actividades y lugares nuevos que descubrir juntas, disfrutar explorando la novedad y experimentando todo lo que sentimos al salir de esa rutina monótona.

Salir de la rutina puede ser tan extraordinario como cotidiano, tan sencillo como hacer un paseo corriendo y saltando juntas en lugar de salir caminando, tan extraordinario como hacer una escapada a aquel lugar que siempre has querido ir con tu perro y no sabes cómo saldrá, tan normal como dormir una noche en el suelo con nuestros perros u ofrecer un “no juguete” con lo que siempre ha querido jugar… Romper la monotonía es sencillo si de verdad queremos que nuestra relación avance y evolucione con el paso de los años, si deseamos conocernos más y mejor cada año que pasa.

Aunque te he contado que romper con la monotonía nos trae experiencias y sensaciones nuevas y desconocidas, esto no quiere decir que siempre vaya a ser agradable; debes estar preparada. Salir de la rutina trata justo de aprender a hacer frente a situaciones que nos descolocan, en parte nos desestabilizan y nos hacen aprender a gestionar sensaciones que ni siquiera imaginábamos, ya sea agradable o desagradable. Todo esto, nos hará superarnos como individuos (a nosotras y a nuestro perro) y nos hará evolucionar como equipo, como familia. Estar unidos siempre es la clave, te lo conté en familia unida.

Además, no hay nada como salir de la rutina para, precisamente, valorarla todavía más.

Disfruta, goza, diviértete, descolócate y, siempre, ve acompañada de tu perro.

Gracias, gracias, gracias.

Elena Dogsanimal