entrevista a Anabel Pérez, veterinaria holísitica

Inauguramos una nueva sección del blog que consistirá en entrevistar a profesionales del bienestar animal de diferentes sectores que compartiremos el último martes de cada mes. Hablaremos con expertos en medicina veterinaria, asociaciones de rescate, profesionales de las terapias complementarias, escuelas de educación y terapias para animales, alimentación natural y mucho más.

Me hace especial ilusión que esta sección se inaugure hablando con Anabel Perez, nuestra veterinaria de confianza, una de las fundadoras del centro veterinario Torrenatura en Torrent, Valencia.

Anabel es veterinaria especializada en rehabilitación, dirige la clínica junto con Inma Hueso, veterinaria también especializada en acupuntura y medicina tradicional china.
En su clínica realizan tratamientos como acupuntura, magnetoterapia, láser o terapia neural, o nutriterapia, así como la medicina convencional para animales domésticos y exóticos.

«Nunca se va a tratar una enfermedad de la misma manera en distintos pacientes ya que valoramos al individuo en su totalidad»

Personalmente he decidido centrar las preguntas en la Medicina Veterinaria Tradicional China (MVTC), porque va muy acorde con nuestra filosofía y es verdaderamente interesante tener a Anabel cerca para que nos cuente un poco más.

Deseo que te guste esta nueva sección que estamos construyendo pensando siempre en vosotras.

Hola Anabel, a estas alturas, los profesionales que ayudamos a las familias a

entender a sus perros u otros animales, en muchas, muchísimas ocasiones nos encontramos con un animal que sufre alguna dolencia física o alguna patología y que su comportamiento no es más que una expresión de ese dolor, rigidez o incomodidad.

A la vez, existen muchos conflictos emocionales que se van dejando pasar y si no se tratan, con el tiempo se ven reflejados en patologías o dolencias.

¿Atiendes a muchos pacientes que vienen referidos por un profesional de la educación canina?

Cada vez somos más conscientes de lo que afecta el dolor en nuestros pacientes en cuanto a su comportamiento. Aun así, no hay muchos casos que refieren de este servicio.

En los casos en que existen problemas de conducta y pueden estar referidos por dolor o una patología, ¿crees que el cliente acude antes a un educador que a su veterinario de confianza? ¿Cuál es tu experiencia?

Los responsables puede que vean una alteración en su conducta y no saben bien qué está sucediendo. Normalmente, acuden a nosotras y valoramos si necesita ayuda nuestra y/o de otro profesional de la educación. Todavía hay bastante desconocimiento y a veces no se le da la importancia que tiene.

Bajo tu visión, ¿Cuáles crees que son los problemas de conducta más comunes que expresan dolores, incomodidades o patologías?

El dolor articular, artritis/artrosis, es un problema bastante frecuente en animales mayores, ya sean gatos o perros. Frecuentemente vienen a consulta porque no se suben al sofá, a la cama o a los rascadores y se quejan en ciertos movimientos e incluso orinan en el caso de los gatos fuera de su arenero.

El dolor cólico también es un motivo de consulta y dependiendo del origen ya varían más los síntomas y comportamientos.

Ahora bien, existen terapias que entienden al perro como un ser completo, que trata desde la raíz los problemas físicos asociándolos a su estado emocional y su personalidad.

¿Qué tipo de terapias trabajas para estos casos en que van de la mano problema físico y conflicto emocional?

Tenemos la suerte de conocer varias terapias que pueden integrarse con otras disciplinas, entre ellas la fitoterapia y la acupuntura. Son parte de la Medicina China y evaluamos al paciente siempre desde su problema de raíz. Lo especial es que nunca se va a tratar una enfermedad de la misma manera ya que se valora al individuo en su totalidad.

En medicina china, cada órgano se relaciona con una emoción, así por ejemplo el hígado va de la mano de la ira, la irritabilidad, por ello cuando lo tratamos también estamos tratando ese estado de ánimo desequilibrado.

¿Entienden fácilmente los responsables que tiene su raíz emocional?

Pienso que sí. Nuestros animales son un miembro más de la familia y llegamos incluso a saber si sienten una pequeña molestia porque cambien un mínimo hábito de su rutina. A la consulta se presentan en ocasiones animales que aparentemente a la exploración están bien pero en casa lo han visto un poco más apagados  y efectivamente haces una analítica/ecografía o la prueba que se precise, y hay un problema.

Nadie conoce mejor a los miembros de su familia que ellos mismos.

¿Cómo detectar (como responsable) posibles problemas que están alterando a su estado de salud?

Es muy importante primero hablar con el familiar del animal, ya que suelen ser los primeros que detectan un ligero cambio que puede ser clave en el diagnóstico.

Luego ya el contacto con el paciente, conectar y hacer una buena exploración.

¿Crees que las relaciones familiares y el entorno puede afectar en la aparición de patologías complicadas, cómo cáncer? ¿Existe tratamiento natural complementario para esto?

Las emociones son causantes de muchas enfermedades, el estrés al que estamos sometidos las personas y los animales alteran nuestro día a día y nuestras reacciones biológicas creando ciertas enfermedades que en condiciones normales seguramente no sucederían.

Si lo pensamos, ¿quién no vive con estrés? Incluso nuestros peludos viven así ya que el enriquecimiento ambiental y la alimentación no son lo suficientes para ellos. Todo esto es una mezcla perfecta para que las células del organismo se alteren y suceda lo que cada vez más sucede.

Frente a enfermedades largas, sobre todo en fases de desenlace (muerte) ¿Puede influir/afectar nuestro modo de vivirlo en su estado?

Solo hay que imaginarse si nosotros tuviéramos una enfermedad larga, de quién nos gustaría rodearnos. Seguramente de personas que estuvieran llorando y lamentándose por nuestra salud no nos harían ningún favor ya que finalmente nuestro nivel de estrés aumentaría con todo lo que conlleva eso.

La calidad de vida es más importante que la cantidad.

Así como en las personas existe un ‘esquema’ que asocia las emociones con órganos concretos, ¿Existe también esta asociación en los animales? ¿Nos cuentas los más comunes?

Nosotras podemos hablar de las emociones y los órganos según la MVTC.

El bazo está asociado a las preocupaciones, el riñón al miedo, el pulmón a la tristeza, el corazón a la alegría, el hígado a la ira, la vesícula biliar a la capacidad de tomar decisiones.

Gracias Anabel, siento que es una visión veterinaria que se agradece, porque las responsables muchas veces no nos sentimos comprendidas cuando sabemos que algo no está bien y, aparentemente, todo parece que funciona.

Como conclusión, repetiría que cuando cuidamos de nuestros perros y detectamos que algo ha cambiado, ya sea que no se suben al sofá como antes o un ligero cambio de hábitos, seamos concienzudas y encontremos a un profesional que sepa conocer a nuestro perro de una manera íntegra, en su cuerpo físico, su personalidad y estado emocional del momento.

Además, destaco lo que has contado de que el estrés del que nos rodeamos la mayor parte de las veces puede cambiar nuestra biología y con esto, causar más enfermedades o irregularidades.

Esto resume bien lo que siempre pretendo explicar desde Dogsanimal, cuidemos a nuestros perros, sí, seamos felices, sí, aunque cuidemos también de nuestro estado emocional para ser las mejores personas que nuestros perros merecen tener a su lado.

Cuando compartimos la vida con un animal, es obligado tener a alguien en quien confiamos para que se encargue de su salud y nos transmita total seguridad y, sin duda, Anabel y sus compañeras son las mejores veterinarias que podemos tener cerca.

Gracias Anabel, me he quedado con ganas de más aunque creo que esto es bueno, nos has regalado información valiosa de verdad.

Gracias, gracias, gracias

Anabel Pérez
Elena Dogsanimal