entrevista a Leire Bello de animal rei

¡Un nuevo mes, una nueva entrevista!

Todas hemos sentido la enorme transformación en estos últimos tiempos, y con este cambio es esencial dar una vuelta a una parte de nuestras vidas que a veces, nos agota y nos quita energía.

Soy afortunada de tenerla “cerca” en mi vida, porque remueve todo lo que se me atasca y le da un giro de 180º a todo lo que nos asusta, como en este caso, que viene a hablarnos de la muerte de nuestros compañeros animales.

Hoy os comparto la entrevista a Leire Bello, creadora de Animal Rei, dedicada a las terapias de comunicación y sanación para animales, destacando siempre que los humanos somos parte parte del Reino Animal.

No te cuento más, porque estoy deseando que sea ella quien se presente.

¡Hola Leire! Se que esta primera pregunta es la que más os cuesta a todas, y especialmente se que se te hace difícil abrirte al mundo así que con más ganas quiero que nos cuentes a todas:

¿Quién es Leire y de donde nace la inspiración para ser Doula del Alma Animal?

Soy una comunicadora animal, que trabajo con Flores de Bach y Reiki y estoy al servicio animal. Todo empezó con la llegada de mi primer compañero, Sheldon, cuando yo estaba en mi último año de carrera, estudiando Trabajo Social. Llegó para mostrarme cual era mi camino.

Terminé la carrera pero di un giro de 180º. Estudie ATV, pero sentía que me faltaba algo, quise saber más, me puse a investigar y descubrí a Olga Porqueras.

Se abrió un mundo en mi interior, que con ayuda de mi familia me acompañaron en este nuevo camino. Comencé a formarme como Comunicadora Animal, para dar paso después al Reiki y a las Flores de Bach.

Siempre he temido, como la mayoría de las personas, miedo a la muerte y todo lo relacionado a ello, cuando me toco acompañar a familiares y a Sheldon y ver como se marcharon algo en mí cambió.

Sheldon me dijo “Doula” y no lo dudé, escribí a Olga Porqueras para formarme como Doula, me pareció increíble, como dio un giro toda mi percepción sobre la muerte y como ayudó a sanarme, ya que cuando realicé este curso estaba en mitad de un duelo, ya que Sheldon se fue.

Pero como Sheldon no deja nunca nada al azar, me envió a Ura. Que con su increíble ayuda y paciencia afronté el duelo desde otro lado.

Sé que mi vida son los animales, hacer de puente entre nosotros y los demás animales

Quizás hablamos de acompañamiento en la muerte de un animal y de Doula del Alma y no nos entiende la gente
¿Qué es exactamente una Doula del Alma Animal?

Una Doula del Alma Animal es una persona que acompaña tanto a tu animal como a ti en los últimos momentos del animal, ya que es uno de los momentos más temidos y muchas veces no sabemos cómo gestionar todo eso.

Se crea un espacio seguro tanto para la familia como el animal, respetando siempre los tiempos y decisiones del animal, ya que para mí, en ese momento lo que importa es el animal, acompañarle en todo el proceso.

¿Una Doula se necesita antes, durante o después de la muerte de nuestro animal?

En mi opinión, se necesita antes, durante y después de la muerte del animal, pero serán los responsables del animal y el mismo animal quienes deciden.

Antes del proceso, para hacer un trabajo de conciencia sobre la muerte, para hablar de las emociones que hay tanto en la familia como en el animal, para saber qué es lo que pasará, cómo pasará. A muchas familias les tranquiliza saber cómo será el proceso.

Durante el proceso, para crear un espacio tranquilo y seguro donde lo que importa es el animal y las necesidades que tenga en ese momento, y sobretodo que se sienta seguro y acompañado.

Después de la muerte, para acompañar a los familiares en el duelo, ya que muchas veces no entendemos todas las emociones que nos invaden y no sabemos cómo gestionar todo eso.

Sinceramente, aunque comprendamos este proceso y sepamos qué va a pasar, creo que acompañarnos de una Doula es esencial para fluir con los hechos y sentir con libertad todas las sensaciones que nos remueve la muerte.

¿Cuál crees que es la emoción principal más común que nos bloquea al vivir esta experiencia?

No sabría decir una sola, porque hay una explosión de emociones ante ese momento que nos paraliza.

Muchas personas cuando viven con un animal, siempre dicen “el día que mi animal se vaya, me muero”, “cuando se vaya, yo no tengo más”, “que duro va ser”, y un sinfín de cosas más.

Y pueden estar con esa emoción toda la vida del animal, por lo que cuando llega ese momento, nos bloqueamos, porque eso que tanto nos ha atormentado esos años está pasando.

Es cierto, he escuchado eso mismo un montón de veces. También pienso que la muerte de mis compañeros animales será lo más difícil que tenga que afrontar, aunque quiero prepararme y evolucionar en esto para ser la mejor acompañante para mis animales.

¿Existe más sufrimiento animal o humano?

No se trata de diferenciar sufrimiento animal o humano, sino diferenciar entre los que se quedan aquí y el que se va.

He vivido muchos acompañamientos en que los animales, tenían claro que era la hora y lo que les preocupaba eran sus responsables, los animales viven la muerte de una manera muy diferente a nosotros. Es algo natural para ellos, aunque a veces también he tenido algún animal que tenía miedo del proceso.

Pero han sido muy pocos, eso me ha pasado más realizando acompañamiento a personas. Porque aunque me formé como Doula Alma Animal, el universo ha puesto en mi camino el acompañamiento para personas. Pero como algún animal me ha dicho, “No olvidemos que sois animales, igual que nosotros”

Has dicho que los animales viven la muerte de una manera muy diferente a nosotros, ¿nos cuentas un poco cómo es la muerte desde la vivencia animal?

Los animales son conscientes de lo que está pasando, son conscientes de que su etapa aquí ha terminado y que ha llegado el momento de marcharse. Para ellos es parte de la vida, lo mismo que naces también mueres.

Es una gran lección, tan esencial es la vida como la muerte. Si no tememos vivir, ¿por qué si morir…?

¿Tienes guardado algún mensaje que te haya transmitido un animal en este tránsito? ¿Puedes contárnoslo? Pues entiendo que es algo privado entre el animal y su familia.

Si, los mensajes son privados de los animales y sus responsables. Pero te hablaré de mi experiencia con mi animal, Sheldon. Uno de mis grandes maestros.

Señalar que yo no tenía ni idea de Doula ni nada, yo era comunicadora y fui haciendo según yo iba sintiendo que tenía que hacer. Sheldon me guiaba.

Él me decía que quería realizar el proceso de manera natural, es decir, sin ir al veterinario. Hubo una noche que pensaba que era el momento, por lo que estuve toda la noche junto con mi madre y una amiga acompañándole, pero decidió que todavía no era el momento. Hasta que una mañana me miro y me dijo “Ayúdame, llama al veterinario”. Por lo que llame al veterinario y le acompañe hasta el último aliento.

Antes de marcharse, me dijo que pronto aparecería Ura (me dijo el nombre) le dije que no quería saber nada de eso, obviamente estaba viviendo un momento muy duro. Pero él insistió. Me mostro una imagen de un perro negro y me dijo “Pronto vendrá Ura, para ayudarte y seguir mis pasos”

Seguí sin hacer caso a ese mensaje, lo comenté con mi madre y mi familia pero yo no estaba preparada para eso, porque estaba en mi fase de rabia y negación del duelo, por lo que no quería ni hablar de eso.

Hasta que un día me llamaron de la perrera de mi pueblo, que habían aparecido  tres cachorros de galgo en la basura, dos machos marrones y una hembra negra. Un escalofrió recorrió mi cuerpo, se me ocurrieron un montón de excusas para no ver que era Ura, pero el universo desmontó todas esas excusas para a los dos días, viajar a Benavente a conocer a Ura.

Qué bonito, que Sheldon y Ura no te dejaron sola más que el tiempo que necesitaste para recomponer una parte de ti y tan pronto llegó Ura para acompañarte en el camino que emprendiste junto a Sheldon.

¿Tienes menos miedo a la muerte desde que te formaste como Doula?

Si, totalmente. Mi visión de la muerte es totalmente diferente. Gracias a los ejercicios y trabajo personal que realicé en el curso. Mi visión es diferente.

Pero sí que recalco, que sea diferente no quiere decir que no sufra, o que no estoy triste cuando pierdo un ser querido.  Porque al final es una perdida que hay que afrontar.

¿Todas podemos ser Doula del Alma?

Si, por supuesto. Es más, siempre recomiendo hacer el curso, aunque no quieras ser Doula profesionalmente, sino  para una misma, porque te ayuda a enfrentarte a tus miedos, a conocerte y darte herramientas para abordar futuros duelos que tocaran vivir. Porque nos tocaran abordar duelos, es parte de la vida, la muerte.

Guau, Leire… lo cierto es que he vivido con escalofríos todo este rato que he estado leyéndote. Se me ocurren muchas dudas aunque no sabría ni siquiera formularlas.

Con esto, confirmo al 100% que este tema sigue siendo algo difícil para el humano, al menos lo reconozco en mí en este momento.

Para terminar, Leire, ¿te gustaría contarnos hacia dónde se dirige Leire con Animal Rei, como Doula, comunicadora y terapeuta?

Nunca pienso mucho sobre el futuro, confió en el Universo y que todo se va ir dando poco a poco. Pero tengo claro hacia dónde me dirijo. Sé que mi vida son los animales, hacer de puente entre nosotros y los demás animales. Ponerles voz, dar su versión de las cosas y aprender de cada lección que nos enseñan. Ser un poco más animal.

Actualmente estoy trabajando con Estefanía en un proyecto que me tiene enamorada. Abordamos los conflictos que tienen los animales y sus responsables desde todos los aspectos. Tanto emocional, físico y mental pero no solo con el animal sino también con el responsable, porque numerosas ocasiones tan solo tenemos que escuchar al animal.

Lo increíble de todo esto es que nosotras también estamos aprendiendo mucho y es una auténtica maravilla hacerlo al lado de Estefania, hacemos un equipo increíble. Desde aquí quiero darle las gracias por todo lo que me ha  enseñado y por darme esos pequeños toques para salir de mi miedo y afrontar todo lo que está por llegar. No solo a ella, sino a todas las que me acompañáis en este increíble camino.

No sé exactamente qué me depara Animal.Rei pero si sé que estoy lista para ello y que lo que llegue va ser increíble.

Gracias Elena, por pensar en mí para el mes de abril, como siempre es un auténtico placer sentarme a contigo hablar y filosofar como hacemos con tus increíbles preguntas.

Guau, Leire. Me quedo sin palabras (y esto es raro) con lo concisa y clara que has sido en todo lo que nos has contado. Querría tener más tiempo para aclarar y poner palabra a todas las sensaciones que se me han quedado pendientes y quisiera preguntarte.

Gracias, gracias por abrirte y contar tu bonita historia con Sheldon y Ura, gracias por acoger con todo tu corazón mi propuesta de la entrevista y sencillamente, gracias por ser y estar al servicio del Reino Animal, porque alguien que escucha con tanta presencia, es esencial para la evolución y el cuidado de Gaia.

Gracias, gracias, gracias.

Para concluir esta conversación transformadora, lo haría desde la frase que nos ha dicho Leire de “La muerte es parte de la vida”. Con esa sencillez, con una frase tan simple y con tanto poder y significado, vamos a tener que estar cerca de Leire para aprender a vivir con más presencia y amor, por todo lo que compone la vida acompañada de animales, y viviendo la muerte como parte de tal.

Quizás nos cuesta pensar que vivir la muerte con amor es algo contradictorio, incluso es que va en contra de algunas religiones porque se predica el sufrimiento. Aunque lo cierto es que, si nos dan a elegir, creo que todas desearíamos vivir la muerte con presencia y amor, como nos enseñan a vivir los animales y Leire siendo su altavoz.

Estoy segura que esta entrevista va a traspasar e incluso atravesar hondo hasta muchos de nuestros corazones. Creo que en parte, Leire nos diría que escuchemos lo que dice ese corazón y aprendamos a vivir desde la paz.

Deseo que aunque te toque fuerte ese corazoncito, te guste y te haga sentir paz y amor esta entrevista. Sin duda, así es como la he vivido yo, aunque el miedo haya formado parte de esta lectura.

Gracias, gracias, gracias.

Leire Bello y Elena Dogsanimal