Adoptar un perro adulto

El hecho de tomar la decisión de adoptar un nuevo miembro en la familia ya es algo importante, pero además si queremos adoptar un perro adulto antes tendremos que saber qué grado de compromiso vamos a tomarnos.
Algo importante que decir es que, adoptar un perro de un refugio, protectora o perrera no siempre nos garantiza conocer su personalidad real, pues en absoluto su comportamiento es natural en estas circunstancias. Nos facilita de antemano saber que este perro adulto no crecerá más, pues ya ha alcanzado su peso total, pero cuando llega a casa, aquí comienza la buena vida.

Lo que hoy te escribo es con intención de animarte y motivarte a que adoptar un adulto sea una opción para ti. Ofrecer tu hogar y tu familia a un perro adulto te cambia la vida pero es que su vida cambia por completo, y esto es lo más especial.
Para este perro, quizás tu eres su primera familia o quizás la definitiva, y esto para él ya es algo de gran valor, pues a partir de ese momento tiene un hogar donde relajarse y comenzar a ser él mismo.

Puede que te hayas fijado en su físico para elegirlo a él, o puede que su situación te haya llegado hondo o quizás, lo conociste y supiste que era él; sea de la manera que sea, te vas a divertir muchísimo conociendo a tu nuevo compañero. Te vas a reír de lo pronto que se acostumbra a dormir en un sofá por primera vez, claro… no le dirás que no, porque es su primer sofá… además, te sorprenderás porque es posible que haga sus necesidades en la calle desde el primer día, hasta te reirás del primer día que te rebusque en la basura, pues, ¡esto en un refugio no existía!

También puede pasarte que, si adoptas un perro adulto, con el tiempo muestre ciertos conflictos en su comportamiento que desestabilizan la armonía en casa, en la familia, pero ¿sabes? Menos mal que tú eres su familia, porque gracias a que te tiene a ti tiene posibilidad de solucionar estos conflictos. En este momento de su vida ha conseguido ser él mismo, puede que muestre comportamientos que no conocías pero esto no quiere decir que no sean buenos perros, sino que han llegado a sentirse tan acomodados, que por fin pueden sacar lo que llevan dentro.
Seguro que puedes pensar en algún momento de tu vida que algo te ha afectado muchísimo y has esperado a llegar a casa y sentirse a salvo para echarte a llorar y derrumbarte o gritar de euforia y felicidad, pues en estos casos, esto es sentirse en casa.

Destrozar muebles, no saber quedarse solo en casa, tirar de la correa, ladrar en exceso, excesiva energía…todo esto, pueden ser conductas puntuales o comenzar a ser parte de su día a día. Si es así, puedes ayudarle a solucionarlo. Es su momento, es vuestro momento de avanzar y dar un paso más en vuestra relación.
Puedo ayudaros a reconducir estos conflictos y a entender vuestra situación. Si necesitas ayuda, no lo dudes e infórmate. Ponte en contacto y me cuentas vuestra historia, deseo que seáis tan felices como el día que os conocisteis.

Gracias
Elena  | Dogsanimal

dogsanimal blog adoptar perro adulto

Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.