Autocuidado para cuidar y educar a nuestros perros

¡Hola!

Siempre te hablo de mejorar rutinas, hábitos y maneras de favorecer la educación y la relación con tu perro, pero hoy te voy a hablar de ti. De ti y de mi como responsables de nuestros perros. Hoy te hablo de la importancia de nuestro bienestar para cuidar y educar a nuestros perros.

De nuevo te comparto un directo sobre el tema pero te lo quiero desarrollar un poco más, además que sabes que me gusta escribir y redactar para expresarme mejor.

dogsanimal blog emocion animal autocuidado

En este año he aprendido que hacer cosas yo sola sin mis perros es también beneficioso para nuestra relación. He aprendido que puedo ir a la montaña si me apetece ir sola, que puedo volver a casa más tarde e incluso puedo delegar mi responsabilidad a mi compañero humano para despejarme unos días en cuanto a las tareas que hacer con nuestros perros.

Seguro que como amante de tu propio perro alguna vez has escuchado que por cuidar a tu perro te sientes obligada a perderte muchas cosas por no poder hacerlas con perro. A mí me lo han dicho muchas veces: si no tuvieses tres perros podrías viajar más, podrías ir a sitios sin tener que volver a casa por atender a tus perros… Incluso a veces, me lo he creído, pero siempre he tenido claro que la decisión de tener tres perros no ha sido en absoluto una obligación, en ningún momento ni circunstancia. Y si te sientes así, quizás necesites recapacitar y encontrar otro punto de vista para vivir con más tranquilidad.

En fin, quiero contarte que cuando te centras en ofrecer todo lo posible al bienestar de tus perros a veces nos perdemos y olvidamos nuestro propio cuidado y esto nos aleja de ofrecer lo mejor de nosotras mismas. Cuando realmente somos felices es cuando mejor podemos atender la relación con nuestros perros, no en esos días que vuelvo cansada del trabajo y me obligo a pasar mucho rato en la calle con mi perro y a jugar sin ganas.

Imagina ir a tomar un café con una amiga en un día que no te apetece nada y que solo piensas en estar en casa leyendo, en el sofá mirando una peli o sencillamente en estar haciendo nada. ¿Verdad que sería injusto? Para tu amiga por estar pasando un rato incómodo contigo pero también para ti misma, por estar haciendo algo que no te apetece en absoluto.

En el vídeo te hablo de esto exactamente, de que existen épocas concretas que necesitamos poner por delante de todo nuestro propio cuidado y bienestar, pero sobretodo de que nuestro perro puede entender este estado y no pasa nada.
Sabes, hay días en los que a alguno de mis perros le apetece estar tranquilo y no estar cerca de los demás, no participar en los juegos e incluso, a veces, no participar en el paseo. Es tan importante respetar la libertad de nuestro perro como la nuestra propia.

Si yo me siento bien puedo hacer sentir bien a mi perro, sino, no. Es así de fácil.

Deseo estar expresándome bien en el video que te comparto, pero lo que más deseo es que aprendas a cuidar de ti, a mimarte, a ofrecerte todo aquello que te hace sentir bien y después, cuando te sientas feliz y en calma, lo compartas con tu perro, que es la mejor parte. Tu perro es más feliz cuando te siente alegre y contenta.

¿Alguna vez te has exigido hacer algo o dejar de hacerlo por el bienestar de tu perro? ¿Cómo te ha hecho sentir? Cuéntamelo en los comentarios, me encantará que compartamos nuestra experiencia.

¡Feliz martes!

Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.