Entrevista a Judith de UCAS de Arrate

Llegó el final de mayo y como cada final de mes, una nueva entrevista en el blog. A estas alturas seguro que ya sabes que desde que comenzó 2020 me propuse entrevistar a personas referentes del mundo animal en la diversidad de sectores que existen para dar a conocer sus proyectos y que podamos nutrir nuestros conocimientos con experiencias de expertas en el sector. 

Me fascina y admiro el proyecto que conocemos a través de esta entrevista, porque no solo convierte a binomios de humanos y perros en parejas cómplices sino que además, salva vidas, rescata a personas. Hablamos con Judith Rasines, guía y representante en esta ocasión de la asociación de búsqueda y localización de personas desaparecidas, UCAS de Arrate. 

Para conocer el proyecto UCAS, quiero antes conocer a una de las personas que está frente a este trabajazo, conocer sus inquietudes y todo lo que la llevó a estar hoy implicada en este proyecto. 

¡Hola Judith! Antes de entrar al tema gordo que quiero que conozca todo el mundo, cuéntanos de ti y tus inquietudes. ¿Quién es Judith y de donde nace la inspiración para el rescate? 

Lo cierto es que llevo durante toda mi vida con perros. Desde muy pequeña, ir a pasar el fin de semana con mis abuelos a lo que llamábamos “la huerta”, era cita obligatoria. Mi familia, aunque suene fuerte y en contra de mis principios, ha sido siempre familia de cazadores. Mi abuelo lo practicaba y mi padre también, aunque tengo que reconocer que siempre me la han inculcado bajo el lema “Sacrifica aquello que únicamente vayas a comer”. Sé que esto puede despertar cierto “Odio”, pero mis principios fueron así. 

Mis fines de semana pasaban enseñando a sus fieles compañeros de 4 patas, la búsqueda de la pieza, la muestra, el cobro… todo esto lo enseñaba con tan solo 7 años. Lo que más me gustaba era verlo en el campo, aunque lo que más odiaba era el sonido del disparo… Siempre me llevaban de lo que se llama “Morralera”, que es la persona que acompaña al cazador y recoge los cuerpos de los animales, es horrible, pero lo que realmente me llenaba era ver al perro, esa elegancia, maestría, paciencia, el resultado de tanto entrenamiento… merecía la pena verlo y vivirlo, aprendí mucho de ellos.

Reconozco que esta naturalidad, este instinto en el perro me ha hecho cambiar el sentido de la preparación de los perros y cambiar “las piezas” por humanos, y la muerte, por intentar salvar una vida.

Jo, me encanta. Me encanta que hayas transformado algo que tenías tan integrado como es ese trabajo con el perro, esa admiración por el entrenamiento y llevarlo “al campo” en una misión tan constructiva y necesaria como la que nos vas a contar hoy. 

Con todo esto entiendo que siempre has sentido de una manera especial la relación con los perros, que siempre han sido mucho más que una herramienta para un fin, para un trabajo.  

En un proyecto como este en el que el humano y el perro trabajan en sincronía nos gustaría conocer, ¿Quién fue el perro que te llevó a dedicarte al rescate?

Como comentaba, siempre he dedicado tiempo a perros como pointer, setter inglés, teckel… pero lo cierto es que ninguno de ellos me han llevado a practicar el rescate. 

Lo consiguió Jack, un border collie, más propio de campos de pastoreo y de guiar ganado.

Él es especial, tengo un vínculo que con muy pocos perros he tenido y sin duda creo que hemos practicado todo deporte con perro que existe, cosa que nos ayudó mucho a la hora de iniciarnos en este mundo.

¿Cómo fue el principio de vuestro entrenamiento juntos en el rescate?

Fueron inicios difíciles, formarnos, entrenar, frustración, lágrimas… recuerdo que Jack me dio muchos problemas en el sentido juego. Él hacia la búsqueda normal, localizaba a la víctima y esta le premiaba con su juguete, en nuestro caso usamos un mordedor que hacemos artesanalmente reciclando materiales; y él se iba a celebrarlo con todos mis compañeros, pero donde yo estaba no venía a jugar. A mi eso me creaba un malestar horroroso, porque pensaba que a mi perro no le molaba jugar conmigo. Hasta que nos dimos cuenta de que él iba un paso por delante… sabía que si venía donde yo estbai, jugaríamos un poco y enseguida iría al transportín del coche, entonces él prefería ir donde el resto antes que donde yo.

Al final lo solucionamos convirtiendo al resto en los malos… y positivando al máximo el transportin.

Lo cierto es que Jack siempre ha sido un “yonki” del trabajo y el juego. Así que le encanta lo que hace.

Ay, nos estás contando ya cosas del trabajo en equipo y quiero entrar ya al tema principal, ¿Qué es UCAS de Arrate y cómo nació el proyecto? 

Es una asociación en la que nos dedicamos a entrenar perros y humanos voluntarios para la búsqueda de personas desaparecidas mediante la especialidad de Olor de referencia o Rastro específico.

Ucas de Arrate nació en Eibar en el año 2011. Nosotros (Jack y yo) nos unimos en el año 2013. En mi ciudad se había iniciado una Unidad Canina de Rescate en el grupo de voluntarios de Protección Civil; y decidí apuntarnos.

El entrenador que lo dirigía, era Valeriano, Fundador de esta asociación. 

Jack hizo una entrada triunfal en aquella unidad. Con tan solo 7 meses y en su primer entrenamiento se puso al nivel de un pastor alemán que llevaba casi un año en la asociación. Y todos los voluntarios que entonces formaban parte de ella, se quedaron anonadados por tal avance.

Por causas de la vida, Ucas de Arrate se trasladó a Burgos y bueno poco a poco fui encajando genial en el proyecto, tanto que gracias a él nació la relación que a día hoy tenemos Valeriano y yo como matrimonio. Se puede decir que nos unió el fin social al que dedicamos nuestra vida y amor.

Las siglas UCAS significan Unidad Canina de Asistencia y Salvamento, y de “apellido” se le puso el nombre de la amatxo de eibar, su patrona Arrate.

Imagino que este no es vuestro trabajo principal y la asociación necesita mantenerse para seguir trabajando y creciendo.

¿Cómo lo hacéis para seguir activos y seguir ofreciendo vuestra ayuda siempre que se os necesita? 

Estamos 100% vinculados al proyecto. Aunque lo cierto es lo que dices, tenemos una mala costumbre que es comer… y dependemos de nuestros trabajos laborales.

En el momento en que recibimos una activación, se pone en marcha todo el equipo de voluntarios, buscan veterinarios, lugares de alojamiento, mapas topográficos de la zona… Si nos pilla trabajando, son horas que corren en contra, pero en cuanto quedamos libres salimos corriendo.

Ya imagino que con la pasión que trabajáis como voluntarios, una llamada de ayuda os debe inquietar hasta el momento en que salís y ponéis en marcha la búsqueda. 

¿Cuáles son los casos de búsqueda más comunes en los que trabajáis? 

Los más comunes son casos de personas mayores con Alzheimer/Demencia senil… Normalmente siempre recibes la misma frase “Si él estaba bien!” y la familia se sorprende de que haya desaparecido. Son personas bastante delicadas, ellos caminan hasta que no pueden más y una vez que se paran el tiempo corre en su contra. Normalmente vuelven a su juventud, a sitios que ellos solían frecuentar, antiguos trabajos o domicilios… Viven en una realidad paralela. Es una enfermedad muy cruel.

Recibimos también muchos avisos de adolescentes menores de edad… retos virales que se ponen de moda, enfados con sus padres… hacen que estos desaparezcan por horas, días o incluso semanas.

Aunque la mayoría de los casos no sabes realmente a lo que enfrentas… hemos tenido casos en los que el desaparecido iba armado o estaba secuestrado.

¿Entiendo entonces que en estas búsquedas estáis totalmente integrados entre los miembros de la policía y cuerpos de defensa y demás? ¿Cómo es la relación en estos casos? 

Bueno… depende de los casos. Por norma y en la mayoría de los casos los que nos activan son los familiares. Ellos siempre buscan más ayuda de la que la policía y cuerpo de seguridad del estado les ofrecen, y no está mal… hay que agotar todos los cartuchos pues el tiempo es vital cuando desaparece una persona.

Pero aun así, activados por unos o por otros, el trato siempre es bueno, y si podemos trabajar en equipo (o nos dejan), así lo hacemos… aunque en muchos casos prima la “medalla” y la imagen antes que el trabajo duro y el reconocimiento a todos los que buscan. Y eso es una verdadera pena, porque el trabajo en equipo es fundamental para que el caso sea positivo.

Totalmente. Ojalá algún día vuestra asociación sea el principal recurso para cualquier caso de búsqueda y se convierta en un procedimiento ágil que facilite la activación cuanto antes. Trabajazo, repito e insisto, os admiro. 

Al final siempre acabo llevando esto hacia la parte de la relación con los perros porque quiero saber más y más sobre el trabajo en equipo y la unión que se construye en el trabajo con perros y quiero saber más sobre esto. Durante una búsqueda, ¿Cómo trabaja el binomio? 

En una búsqueda el que lleva la iniciativa en todo momento es el perro. 

Nuestra metodología de trabajo se basa en el olor de referencia, es decir, que el perro sigue las partículas de olor de una persona en concreto, con nombre y apellidos.

Esto hace que el que indique la dirección sea el perro en todo momento. 

El can va sujeto con una trabilla de 10 metros, una vez que cogen el rastro podrían irse detrás, despistarse y perderse, de ahí que vayan atados y concentrados únicamente en el rastro de olor.

Al otro extremo de la trabilla va el guía del perro, y lo único que hace es observar durante todo el tiempo; va fijándose en las señales de su cuerpo, orejas, cola, tensión de la trabilla… Cada perro se comunica con su cuerpo de una manera diferente y tenemos que conocerlo bien para ser los mejores traductores de lo que su olfato nos dice.

Detrás del binomio, siempre va otro compañero, a un metro de distancia, avisando de todo lo que ve alrededor, coches, otros perros, personas… Porque todo esto puede influir en las reacciones corporales del perro y tenemos que saber qué es lo que nos rodea. Digamos que este compañero, son los ojos del binomio.

Unos metros más atrás, intentamos que siempre venga con nosotros un sanitario, por lo que pudiese pasarnos a nosotros o en ocasiones a nuestro perro.

Indagando más sobre el trabajo total de campo: cuando encontráis a la persona desaparecida, ¿tenéis contacto con ella o debe ser una autoridad quién tome el primer contacto? No sé muy bien cómo formular esta pregunta, pero mi curiosidad es qué se hace una vez el perro encuentra a un desaparecido.

En teoría nosotros siempre intentamos no tocar… pues dependiendo del caso podemos estar en un homicidio, secuestro… y no tenemos que interferir nunca en una investigación policial.

Pero si la persona está viva, tenemos que socorrerla.

Así que nosotros si localizamos, observamos, que vemos signos de vida, actuamos, que no… quietecitos y custodiamos hasta que llegan autoridades.

Una vez localizado nosotros lo que hacemos es alertar al 112. Muchas veces el lugar es un poco abrupto y tenemos que indicarles con el máximo detalle donde nos encontramos, es bastante complejo y no solemos irnos del lugar en menos de 4/6 horas hasta que aquello queda despejado.

Lo mejor es encontrarlos vivos y verlos en movimiento, es un subidón impresionante. Aunque el 90% de los casos no es positivo el encuentro…

Jo… también hay que estar preparados para algo tan duro como un final desagradable. ¡Qué difícil. 

Sigamos alegrando la historia, hablando de perros claro, como no. 

Me encantaría conocer más de la vida de un perro de rescate, ¿Cómo vive un perro de búsqueda? ¿Es un perro de familia o tiene una vida dedicada exclusivamente al trabajo? 

Esta pregunta me encanta.

Los perros viven como cualquier otro perro, eso sí, siendo siempre perros. Tienen cariño, juego, comidas diarias, paseos matutinos, revisiones veterinarias, vacunaciones… y unos días a la semana entrenamientos rutinarios que para ellos forma parte del juego, porque si algo hacemos en esta asociación en jugar como locos!

En nuestro caso viven en casa con nosotros. Ellos son dueños y señores del jardín y tienen una casita con sus jaulas y camas dentro para descansar cuando ellos quieren o por las noches.

Nos esforzamos mucho por cambiar esa imagen de perros de trabajo típica que suele verse. Perros en perreras individuales, que para nada están mal atendidos, pero si intentamos pasar mucho tiempo con ellos, tanto en familia, como compañeros de juego.

Cierto, en todos mis años estudiando sobre perros y en distintas disciplinas siempre me dejó muy mal sabor de boca conocer a los perros de trabajo de militares e incluso otros perros de búsqueda que sus vidas son salidas para entrenamientos o trabajo de campo y vuelta a su perrera. 

Es un gustazo poder ver la vidorra de vuestros perros, que por si a alguien le apetece verlos, les envío a vuestro instagram dando clic aquí. 

Para ir cerrando este encuentro, conozcamos qué podemos hacer por UCAS, ¿Hacia dónde se dirige UCAS de Arrate y cómo podemos ayudar desde fuera?

Lo que queremos realmente es que se nos llame, que se aproveche el trabajo de los perros como es debido, porque en la actualidad, en casos reales, los perros son activados 4 días más tarde… Y el rastro no es eterno.

Los perros tienen un arma en esas trufas y tenemos que aprovecharlo, hablamos de vidas y es algo muy serio.

Desde fuera, solo queremos que nos conozcáis, y que hagáis que otros nos conozcan, porque es la única forma de que veáis lo que realmente necesitamos y que las familias con personas desaparecidas nos activen.

Gracias Judith, a ti por dedicarnos este tiempo y contarnos tanto y a todos los voluntarios y voluntarias de la asociación por la implicación y el amor, a los perros y a la vida, en general. 

En conclusión nos quedamos con que UCAS de Arrate es una asociación que aboga por el bienestar común, por convertir a los perros en aliados y sobre todo nos piden apoyo para que cada vez sean más las personas que conozcan su labor para que llegue tan lejos como se necesite, exactamente para que alcance exactamente el destino hasta aquella persona que desaparece y cuenta las horas hasta ser encontrada. 

Conociendo más a fondo a Judith y el trabajo de la asociación no puedo más que admirarla, seguir fascinada por el trabajo que la vemos desempeñar cada día, que podemos seguir por redes y como no, no puede faltar que te deje aquí abajo enlazadas sus redes. 

Instagram de UCAS de Arrate: @ucas_de_arrate

La web de UCAS: www.ucasdearrate.com

¡Gracias!

¿quieres estar al corriente de todo lo que se mueve por aquí?

Te contaré novedades del blog, cursos de tu interés, cositas exclusivas para ti por acompañarme y estar más cerca. ¡Nos vemos dentro! ¡Gracias!

Compártelo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

suscríbete a la newsletter

para estar más cerca de nuestros perros

Te escribiré una carta siempre que tenga noticias frescas y bonitas que te acerquen a la relación que deseas construir con tu perro. Te hablaré de cursos que puedan interesarte, te enviaré ofertas que solo recibirás tú por ser suscriptora y recibirás contenido exclusivo solo por estar aquí, a mi lado, siendo parte de esta comunidad.