5 Tips para mejorar nuestro paseo

¡Hola!

¿Qué te parece si hablamos del paseo? Es una acción especialmente importante con nuestro perro, además de que ocupa gran parte de nuestro día y es por eso que es un gran momento para pasar tiempo agradable y de calidad con nuestro perro.

Me parece una gran idea tratar de mejorar en este aspecto pues, en muchas ocasiones un paseo desagradable puede ser causado por alguno de estos puntos que te cuento a continuación; así que si a través de este post te ayudo a mejorar y transformar vuestro paseo en un momento más agradable y satisfactorio, habré cumplido mi misión.

Aquí te presento los 5 Tips para mejorar nuestro paseo.

0. Deshazte del Flexi o extensible:

Esta herramienta que parece buena opción por ofrecer más libertad de movimiento a nuestros perros es más bien contrario a lo que tranquilidad y serenidad se refiere.
Para comenzar, es un artilugio verdaderamente incómodo para nuestro manejo; solo con esto yo ya lo descartaría pero aún hay más, esta correa está continuamente en tensión en el cuello o arnés de nuestro perro, ofrece más inquietud que seguridad porque en cualquier momento pueden pasar 2 cosas: que el carrete termine dando así un golpe incómodo para nuestro perro y para nosotras o bien que, por cualquier motivo debamos bloquear la función extensible y causar el mismo efecto desconcertante e incómodo (para ambos).

1. Encuentra el arnés adecuado para tu perro:

Tu perro necesitará un arnés distinto en cada etapa de su crecimiento, adáptate a su cuerpo, su fisionomía y a su actividad. Lo mejor es que acudas a una tienda donde tengan gran variedad y puedas probar distintos y observar cómo se mueve tu perro, prestando especial atención a sus hombros, codos y pecho. Si tu perro es activo, observa que el arnés le permita mover con agilidad todo su cuerpo, si en cambio es sedentario busca un arnés que le permita moverse ligeramente y no le incomode para caminar despacio y se adapte a su posición sentada o tumbada.

2. Consigue una correa larga (entre 2 y 3 metros)

Elige una correa que os resulte cómoda para el paseo, teniendo en cuenta siempre que una correa larga puede utilizarse en corto o en largo, pero una correa corta no tiene más opción.
Busca una correa larga que fácilmente pueda acortarse o alargarse; existen correas con dos mosquetones y varias anillas para enganchar en la posición y largaría que convenga en cada momento. Lo más importante es que te resulte útil y sobre todo cómoda en su manejo con una o dos manos. ¡Ah! Y utiliza el tamaño correspondiente a la talla de tu perro, un mosquetón muy pesado molestará a tu perro y uno demasiado pequeño no será seguro ni se moverá con facilidad.
Además, practica el manejo de correa en la posición corta y sobre todo en su máxima largaría, siempre sin tensión y sin tirones.
Si no sabes cómo hacerlo, podemos trabajarlo juntas para mejorar.

3. Averigua los intereses de tu perro:

Adapta vuestro paseo a los gustos e intereses de tu perro. Conoce si le gusta pasear y dar una buena caminata o en cambio es de los que le gusta llegar al parque y correr, explorar y jugar con otros perros.
Averigua si le gustan los paseos por zona urbana o en cambio necesita pisar tierra, campo o montaña para satisfacer sus necesidades. Te aseguro que cuando averigües lo que tu perro quiere y le gusta, será exactamente lo que tú también necesites.

4. Dedica tiempo a practicar una salida en calma y relajada:

Si el inicio de nuestra salida comienza con una actitud agradable y favorable para su estado de ánimo, esto facilitará el desarrollo del paseo.
Practica su paciencia y espera a la hora de salir a la calle, que sepas apreciar la calma siempre antes de salir a la calle.
Para esto es muy importante nuestra actitud, piensa que si es la hora del paseo y movemos su arnés y correa, nuestro perro ya sabe que es el momento de nuestro paseo, así que no sobreexcitaremos con nuestra efusividad, la intención es alejarse de eso de ‘Vamos! A la calle! ¿Quieres salir? ¡Venga, vamos al paseo!’, a ambos nos hace ilusión, aunque intentaremos calmarnos nosotras y más tarde pedir a nuestro perro que se calme antes de cruzar la puerta de casa.

5. Observa y atiende a tu perro durante el paseo:

Presta atención a tu perro, camina junto a tu perro, id en la misma dirección, atiende cuando él te mire e interésate por lo que a él le interesa.
Dedica tiempo ilimitado para vuestro paseo, sin calcular el tiempo sino la calidad del rato que pasamos juntos. Conoce a los perros con los que se relaciona y socializa también con ellos y sus humanos. Agáchate y ponte a su altura para estar con él, para acariciarle o jugar…
Haz de vuestro paseo un momento especial, una cita única que no pueda compararse con cualquier otro paseo.
Aprovecha este momento para conocer mejor a tu perro y todo lo que le gusta hacer, te aseguro que cambiará por completo tu percepción.

Deseo que te resulte verdaderamente útil este listado para mejorar vuestros paseos, me encantará leer en los comentarios tu opinión y cómo lo pondrás en práctica desde hoy mismo.
Si tu también quieres ayudar a las demás familias con perro a mejorar sus paseos y su convivencia, comparte este post.

Te recuerdo que en las últimas semanas te compartí unas entradas al Blog más que interesantes; te hablé de la necesidad de nuestros perros por sentirse útiles y valorados en su vida con nosotros, y también te quise contar el verdadero significado de la convivencia.

Gracias, gracias, gracias.

¡Feliz martes!

Elena | Dogsanimal

dogsanimal-australiancattledog-boyero-educacion-blog-tips-mejorar-paseo-con-perro

Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.