¿Los perros piden ayuda?

¿Vuestros perros os piden ayuda?

Lo cierto es que cada día admiro más a los perros y su capacidad de ser autónomos e independientes en acciones normales y cotidianas y se superan a si mismos cada día. En situaciones como querer olfatear una flor demasiado alta  conseguir un juguete que se ha colado debajo del sofá. Encontrarán la manera de alcanzarlo por ellos mismos y si no pedirán ayuda para ello.

Pedir ayuda es algo que a mi personalmente me cuesta bastante, puedo sentir que seré menos independiente (o mejor, más dependiente) si pido ayuda y la recibo. De los perros he aprendido que si les dejamos ser libres y desenvolverse a su ritmo, ser independiente y totalmente autónomo es compatible con saber cuándo pedir ayuda para alcanzar aquello que deseamos.

Muchos perros tienen como principal recurso pedir ayuda a sus personas porque, desde pequeños les hemos coartado esta libertad de la que te he hablado antes. Cuando han tomado la decisión de alcanzar algo por ellos mismos, nos anticipamos y lo resolvemos nosotras sin dar opción a que se esfuerce, se supere un poco más y consiga aquello que desea.

Ayudar no es sin más hacer aquello que la otra no puede y resolverlo por completo, ayudar es estar a disposición del otro: ¿Qué necesitas? ¿De alguna manera puedo facilitarte aquello que deseas conseguir? Sea como sea, estoy aquí, a tu disposición.

Lo cierto es que esto es algo complejo; por una parte, saber pedir ayuda está bien, aunque es todavía mejor saber reconocer cuando necesitan de nosotros y estar ahí, a su lado. Entender cuando algo es complejo y van a poder resolverlo o decidir si necesitan ayuda o también, reconocer si la situación se les complica, les supera y no van a poder salir de ahí ni siquiera para pedir ayuda.

Me encuentro con cantidad de perros con comportamientos muy intensificados por esto último que te he contado. Porque para superar una situación, por más cotidiana que sea, se sienten superados y colapsados y su persona no es capaz de detectarlo y esto, se queda ahí, se guarda como una emoción atascada. A la vez, conozco perros pero piden ayuda incluso para subir al sofá, porque nunca nadie le dijo ‘Tú puedes, si lo intentas, lo conseguirás’.

Y tu perro, ¿te pide ayuda? ¿Sabes detectar el momento en que necesita de ti? ¿Cómo le facilitas el ‘problema’ para que se supere y lo resuelva?
Cuéntame en comentarios todo lo que te ha venido a la mente con esta lectura, me encantará conocer tu versión.

¡Feliz y soleado día!

Elena Silla | Dogsanimal Emoción Animal

dogsanimal-los-perros-piden-ayuda-blog-elena-silla

Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.