Qué es el masaje corporal

¡Hola!

Hace unos días ofrecí un taller teórico-práctico en el centro de formación CIM Valencia donde hablamos, entre otros cosas importantes, del masaje corporal para perros. Me gustaría explicarte en qué consiste esta práctica y cómo puede ayudar a nuestros perros y a nosotras mismas, te contaré los beneficios en el cuerpo del perro como en su comportamiento y estado de ánimo. 

El masaje corporal para perros es una herramienta de gran valor en mi día a día con mis perros, así como en mi trabajo con los perros, que necesitan resolver un conflicto en su convivencia y comportamiento.
Crear un grupo con ganas de aprender sobre sus perros, algo que pueden además integrar en su manera de comunicarse con los demás animales e impartir este taller vivencial es un regalo de la vida, más todavía cuando podemos observar y sentir los cambios de este aprendizaje al momento.

Aprovecho para contarte lo que sucedió con Frank, un gran danés que fue adoptado y llegó con muchos problemas por su vida anterior; Frank no sabia relacionarse con perros y se mostraba agresivo cuando se relacionaba con los demás; Frank y Virginia asistieron al taller completo de masaje corporal y el primer día Frank consiguió echarse una siesta y respirar tranquilo rodeado de 10 perros en una sala no demasiado grande para su tamaño. Esto parecía imposible antes de empezar, aunque el cambio de percepción que el masaje le ofreció fue una experiencia muy relajante para él y para su persona. Este taller ofreció a Virginia y a Frank una nueva posibilidad de mejorar en su recuperación.

Te voy a contar tan breve como pueda lo que es verdaderamente el masaje corporal para perros.

Nuestras manos entrarán en contacto con el cuerpo del perro para aplicar cierta presión y movimiento en cada zona del perro, este movimiento que vamos a ejercer en su piel, su pelo y su cuerpo van a mejorar la circulación del cuerpo, reactivarán la conexión celular además de mejorar y estimular las funciones neuronales, aportando así más receptividad, tolerancia y calma para enfrentarse a las situaciones cotidianas que pueden causar desequilibrios.

Tal como aplicamos el masaje y sentimos cada parte de su cuerpo, podremos apreciar su comportamiento más acentuado reflejado en su cuerpo, aportando más flexibilidad cuerpo-mente. Por ejemplo, un perro que vive con miedo y que los estímulos lo paralizan y no puede gestionar, su cuerpo nos mostrará rigidez en sus caderas y sus hombros.

El masaje corporal se puede aplicar de manera global, en todo el cuerpo y de manera continuada, esto sería una sesión de masaje completa que recorrería todo el cuerpo del perro, o se puede centralizar en una zona concreta para ir trabajando aspectos más específicos de su bienestar: por ejemplo, para un perro que cojea por una patología.
La diferencia en la aplicación del masaje lo dictará cada perro, su personalidad y su situación particular, así como la de su persona.

Con esta técnica, a la vez que estamos liberando al cuerpo de tensión, estamos removiendo energías estancadas en su organismo y activando funciones que, a través de la circulación mejorará la comunicación de los neurotransmisores, aportando a la mente del perro nuevas y distintas herramientas con las que afrontar y gestionar de un modo totalmente distinto, con actitud más receptiva, positiva y tolerante.

Todos los perros pueden beneficiarse de los masajes. A los cachorros les aporta estabilidad mental y física, ayudándoles a gestionar sus ratos de actividad y también sus momentos de descanso, que tan importante es en los cachorros. A los perros adultos equilibrados les relaja y les ayuda a mantener estable la gestión del día a día, y a los perros que muestran problemas de conducta les aporta un amplio abanico de posibilidades, para empezar, enseñará a la persona a comprender el verdadero significado de este -problema- de conducta. Como complemento a tratamientos para rehabilitar una conducta, el beneficio es gigantesco. Mejora la comunicación y la relación con sus humanos y además amplía sus capacidades, siendo así más conscientes de las herramientas que tienen para superar sucesos conflictivos.

Además, para contarte un caso personal, en casa Abril, una de mis perras, tiene artrosis y aunque lo lleva genial con su tratamiento, en épocas como ésta de más frío y tanta humedad hay días que se resiente e incluso no puede dormir por las noches. Si antes de ir a dormir le damos un masaje completito, la ayudamos a dormir y al día siguiente, tras haber reposado todo lo que hemos removido en ese masaje, se encuentra mucho más activa y alegre, como ella es. De esta manera, evitamos en gran medida que tome tanta medicación para los dolores.

Me encanta el masaje corporal y compartirlo en forma de taller en grupo, me encanta también haberte explicado por fin el valor y significado de este masaje. Te puedo asegurar que el masaje corporal para perros es una práctica que mejora la salud física y mental de nuestros perros y también de nosotras mismas, pues este momento de paz, serenidad y movimiento a través de nuestras manos y su cuerpo nos aporta muchísimos a nuestra relación y nuestra manera de sentir a los animales

Si te has quedado con ganas de aprender más sobre el masaje, atenta a las redes porque ofrecemos talleres. Si tienes un negocio dedicado al bienestar de los animales y te gustaría ofrecer este taller en tu centro, ponte en contacto conmigo y lo organizamos, me encanta llevar a todos lados este aprendizaje.

¡¡Feliz día!!

Elena Silla | Dogsanimal

dogsanimal-masaje-corporal-perros-blog

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.