Se presentan cambios y nuestros perros están implicados

¡Hola!

El otro día te hablé de lo importante que es mantener una relación saludable con nuestros perros y por eso el post de hoy complementa a la perfección al de la semana pasada.

En esta convivencia perfecta como es la  relación con nuestro perro, ya te dije que la comunicación es fundamental y sobretodo en momentos de cambios.
Cuando la vida nos presenta épocas en las que el ambiente y el entorno está cambiando, ya sea porque un miembro de la familia se marcha, o por cambiar de vivienda, por unas vacaciones donde nos tenemos que separar durante un periodo de tiempo y tienen que pasar unos días con otra gente o algún miembro de la familia enferma o se ausenta temporalmente, en estos momentos es crucial que nuestros perros sepan en todo momento lo que está sucediendo.

Posiblemente puede que me digas: ellos lo saben de sobra, asocian lo que está pasando y ya saben lo que viene; pero lo cierto es que no, que necesitan que alguien de confianza les explique lo que está sucediendo o lo que está por venir.
Muchas veces lo damos por hecho porque todos conocemos ese sexto sentido que nos une con nuestros perros porque saben lo que pasa sin siquiera decir una palabra, pero lo cierto es que esa tranquilidad de que alguien a quien quieres te explique la situación da una sensación de seguridad necesaria en esos momentos de cambio e incertidumbre.

Es tan lógico que a veces olvidamos que pueda ser tan importante.

Además, ya que te estoy contando esto aprovecho para explicarte un caso que, posiblemente te suene porque quizás alguna vez te has visto en la situación o puede que lo hayas escuchado.
Como profesional del perro, en ocasiones algunas familias, las cuales sus perros tienen problemas para quedarse solos en casa, me cuentan que aprovechan los momentos en que su perro está dormido o entretenido para marcharse sin que se dé cuenta, pero aun así, el problema va en aumento… ¡Pues claro! ¡Y es que a mí me pasaría lo mismo si me veo en esa situación! Que desconcertante todo, ¿no crees?
En esos momentos en que la autonomía está siendo tan buena y beneficiosa para perros y familia, ¿no crees que ésta se rompe en cuanto dejamos de informar a uno de los implicados? Imagina que estás en casa tan tranquila y de repente tu compañera se marcha sin decirte nada, sin saber a donde ni saber siquiera si volverá. También piensa en su naturaleza, que mantener a la manada unida es indispensable para la supervivencia de los individuos. Es desconcertante, crea inseguridad ademas de ser totalmente innecesario.

En definitiva lo que intento decirte es que, no demos por hecho que porque nuestros perros sepan más de nosotros que nosotros mismos, ya saben todo lo que sucede en nuestra vida.
Más todavía cuando son cambios que añaden tensión y estrés a nuestra vida como un viaje, mudanza, enfermedad… cualquier situación distinta a lo normal y que nos cambia la marcha de un día cualquiera, si en esta situación aprovechamos para sentarnos con nuestros perros, charlar y contarles donde vamos a estar, dónde van a estar ellos y como vamos a abordar el asunto, ya no solamente les estamos contando las cosas es que además, como ha de ser, les estaremos haciendo participes de nuestras decisiones, algo que para mí, es esencial cuando convivimos con cualquiera: perros, humanos, gatos, tortugas…

Resumiendo mucho quiero pedirte que seas consciente de que, cualquier cambio en nuestra vida que nos venga y nos traiga un poco de estrés extra, tomemos tiempo para involucrar a nuestros perros en las decisiones que vamos a tomar en estos días. Que sepan que puede que hagamos cambios de última hora, sin avisar, que sepan que quizás los paseos se acorten o que cambien sus horarios habituales, que tengan claro que pasarán unos días sin nosotros por el motivo que sea, pero contemos las cosas a nuestros perros para que sean, todavía más, una parte importante y decisiva en nuestra vida.

¡Ah! No está de más explicarte también que, esto ha de hacerse con total normalidad y mucha naturalidad. No pretendemos alarmar a nuestros perros sino mantenerlos informados. Claro que, dependiendo su personalidad cada uno afrontara la situación como mejor sepa. Por ejemplo en mi casa cada uno de ellos lo vive de una manera totalmente distinta; para Abril los cambios ya son un motivo para estar estresada (a mí me pasa igual…), para Pecas que no estemos todos es como que falta algo y en cambio Poncho entiende totalmente los cambios y los vive con más flexibilidad, aunque todos lo viven con tranquilidad porque se los mantenemos informados.

Me encantará saber que tomas con gran valor este consejo porque, de veras, nuestros perros agradecen que les hagamos formar parte de estas decisiones familiares tan importantes.

Gracias, gracias, gracias.

Elena | Dogsanimal

Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.