Upps… estas cosas pasan.

De todos los que vivimos con perros… ¿a quién no le ha pasado esto alguna vez?
En un descuido te quedas con 1 solo zapato sin pareja, o con un solo calcetín.
Me gusta decir que cuando tenemos cachorros debemos tener la casa todo lo ordenada que podamos, y si no… atente a las consecuencias.

Un perro, sea de la edad que sea eh!, no tiene por qué jugar y destrozar un zapado, no es algo que normalmente sea habitual en un perro equilibrado, pero aunque no es un comportamiento rutinario, un zapato es una opción a juguete muy interesante, la verdad. En un mismo objeto tienen varios tejidos, colores, formas, distintos materiales… es muy llamativo, y te lo digo yo, que no soy un perro. Pero esto no lleva a que lo normal sea jugar y destrozar zapatos.
Destrozar es una conducta instintiva, es divertido, entretenido y además con un contenido de aprendizaje muy alto. Mientras destroza un juguete, experimenta sensaciones, sabores, experimenta con sus dientes, su mandíbula, su mordida, sus patas con las que sujeta el juguete… la verdad, algo con lo que aprender infinidad de cosas y de las que existen infinita variedad de juguetes con los que experimentar: cajas de cartón, troncos, piñas, piedras, pelotas de goma, zapatillas, patas o esquinas de un mueble, la pared… siempre y cuando no se convierta en costumbre… todo es normal.

En mi casa, nos hemos quedado sin mando de la tele unas 2 veces, alguna que otra vez hemos vivido la fiesta de la espuma con cojines del sofá, tenemos un mueble ‘perfilado’ por una esquinita trasera, todo muy disimulado, y bueno, el jardín lleno de palos, piñas y cortezas de troncos.

Todo esto es una fase, aunque no quita que en ocasiones puntuales, por aburrimiento, por llamar la atención o tras una situación de estrés,  esto suceda. Pero además, no es necesario que nuestros perros tengan demasiados juguetes ni siempre a su disposición, sino les pasa como a los niños, que tienen de todo y aun así se aburre. Nuestro perro no necesita estar jugando a todas horas para no aburrirse, si se aburre no pasa nada, siempre y cuando este aburrimiento sea controlado, no sea constante…

Si en la fase DESTROZAR, nos obsesionamos con esto y le damos excesiva importancia, esto se convertirá en algo cada vez más interesante para él, así que… si tu no quieres que te coja unos zapatos, más te vale esconderlos de su vista, pues si se queda solo y se aburre, no te garantizo que vayan a quedar intactos.

¡AH! Si pasa esto, que algún día es posible que pase, aparte de no enfadarnos, ten en cuenta que ¡ESE ZAPATO NO VA A SER UN JUGUETE! No es costumbre, pero no vamos a darle la razón con que un zapato sirve para jugar y destrozar.

Lo que puedes ver en la foto son, o eran, unos de mis zapatos. Ninguno de mis perros son cachorros, ni tampoco jóvenes, es más, el más joven comienza a entrar en la vejez, y aun así un día de tormenta pasaron más horas en casa de lo normal por la lluvia, en silencio y a escondidas, pasó esto que ves. ¿Culpa de quién?

Ten en cuenta que lo que te estoy contando son cosas que pueden suceder puntualmente, si esto es constante y tu perro es un destrozador compulsivo, quizás sea una muestra de algo que no está afrontando con total confianza y seguridad y le está afectando… si es así, contáctame y te guiaré para que podamos ayudarle y solucionar su conflicto.

 

Gracias
Elena | Dogsanimal

dogsanimal blog estas cosas pasan

Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.